Drones para evitar la propagación del zika o el dengue

Carlos Latorre

Hasta 34 municipios de las comarcas de la Ribera del río Júcar se han adscrito a una campaña del Consorcio de la Ribera para neutralizar los focos de cría de mosquito tigre y mosca negras. Entre otras actuaciones, los especialistas utilizarán drones teledirigidos para localizar las larvas de estos insectos que transmiten una veintena de enfermedades.

Y es que los drones se emplearán en la zona del río Júcar como tratamiento especial, en casos de gravedad para detectar la cría de los insectos y distribuir sustancias biológicas para erradicar las larvas antes mencionadas

Su peso es de alrededor de diez kilos, tres niveles de precisión y 25 minutos de tiempo de vuelo. Además, incorporan mapas preinstalados del territorio en el que actúan y disponen de cámaras para grabar vídeo en tiempo real, algunas de tipo termográfico.

Además, este tipo de larvicidas aéreos es que se sitúan “justo por encima de la lamina del río” y “sueltan producto directamente en los puntos donde proliferan insectos“, además de que “permiten reducir costes” en el control de plagas, explican desde la empresa en cuestión.

Con esta campaña, el Consorcio de la Ribera insiste en que “más allá de las molestias causadas por su picaduras y mordiscos, el mosquito tigre y la mosca negra son vectores de contagio con presencia a la comarcas de la Ribera del Júcar“.

Además, desde el organismo supramunicipal recalcan que la reciente detección de poblaciones de mosquito tigre en la zona resulta “especialmente preocupante”, dada su capacidad para transmitir más de 22 virus y enfermedades infecciosas como el Zika, el Chikungunya o el Dengue.