¡Tu opinión interesa, tus insultos no!

Beatriz Alonso Dos Santos

Las redes sociales han supuesto un salto cualitativo en la comunicación de las personas y un modo fabuloso de compartir información con nuestros amigos y seguidores, pero cada vez más se están utilizando estos canales para amenazar, insultar, proferir calumnias o llevar a cabo conductas de acoso.

Los expertos en seguridad tecnológica, aconsejan no responder ni sumarse al maltrato en la red. En términos coloquiales “no entrar al trapo”. Recordad que la agresión es una expresión emocional y no racional. Cada vez son más los personajes públicos que se enzarzan en la batalla de 140 caracteres. Todo el mundo se siente con el derecho a opinar, sin importar las faltas de respeto y si la persona es mediática, pude provocar una catarsis en las redes.

Es más, las denuncias por injurias y amenazas en las redes sociales colapsan los órganos judiciales españoles relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación, ya que se han disparado vertiginosamente este tipo de querellas. La semana pasada Fernando Tejero protagonizó uno de estos polémicos casos, que incendió las redes sociales.

Ante comentarios ofensivos, irrespetuosos o desvalorizadores, en primer lugar, debemos ponerlo en conocimiento de la red social en cuestión, para bloquear, eliminar o denunciar al agresor. Si aún así, el usuario sigue activo debemos recabar toda la información posible y por último, y a pesar de que el proceso pueda ser un poco lento, podemos iniciar acciones legales y acudir a la Policía Nacional o Guardia Civil, este último cuerpo de seguridad permite agilizar el proceso mediante el link que te facilitamos a continuación, desde el apartado “Quiero denunciar” de esta web.

Imagen nº2 2

Recuerda guardar siempre las formas y la templanza dentro y fuera de las redes: “La mejor manera de ganar una discusión es evitándola”.

@BeatrizA2santos