Rivera, más partidario de La Roja… que de ‘los rojos’

Hay quien puede ver un gesto oportunista, uno de los tantos que se le imputan a Rivera. Pero es un acierto en toda regla. Como el 99% de los que ha tenido Ciudadanos, desde su fundación, cuando ha pretendido combatir sin complejos y sin fisuras al nacionalismo más rancio y más campanudo.

Que el partido naranja haya decidido instalar un pantallón de 18 metros cuadrados en pleno centro de Barcelona para gritar los goles de España es un acto de sentido común, pero también de valentía, pero también de patriotismo. Y es un golpe en las partes blandas a los hooligans del separatismo (incluida la alcaldesa Colau) a los que se les levanta la piel cuando ven a ciudadanos catalanes, barceloneses, libremente enfundados en la camiseta de la selección nacional española y apoyando a los de Del Bosque para que sigan levantando copas.

Sí. A Rivera le gusta más La Roja que ‘los rojos’. Aunque -seamos prudentes- esperemos la mañana del 27J y veamos si vuelve la mirada hacia el Partido Popular o vuelve a hacerlo hacia el PSOE (de Pedro Sánchez o de quien sea). ¡Hay partido!