El Juez del caso “pequeño Nicolás” pide la imputación de la cúpula policial

Alejandro Entrambasaguas

Los investigadores del caso del pequeño Nicolás encabezados por el comisario Marcelino Martín-Blas – destituido de la Unidad de Asuntos Internos por este caso y que depende actualmente del juez instructor de la causa, Arturo Zamarriego– piden la imputación de cuatro altos mandos de la cúpula policial, empezando por el número dos de la Policía, el comisario Eugenio Pino, y que presuntamente participaron en la grabación y difusión de la conversación entre miembros del Centro Nacional de Inteligencia y los investigadores del caso, y que fue entregada a Francisco Nicolás Gómez Iglesias con la intención de archivar la causa.

Además de Pino, que ha sido premiado con la medalla de Plata por el ministro de Interior antes de jubilarse, los mandos policiales citados en las actuaciones que durante año y medio a supervisado el juez Zamarriego son el comisario Enrique García Castaño y el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, mano derecha del DAO, que mantuvieronabundantes contactos telefónicos con los periodistas investigados Eduardo Inda y Esteban Urrieztieta; y el comisario José Manuel Villarejo, cuyo entorno empresarial y familiar mantiene estrechas relaciones con los periodistas que tuvieron acceso a diferentes exclusivas.

También pide la imputación de la mujer del comisario José Manuel Villarejo, Gemma Alcalá, que es propietaria del medio Información Sensible donde se publicó que existía una grabación entre el CNI y Asuntos Internos mucho antes de que hasta el pequeño Nicolás tuviera acceso a ella.

Los policías pudieron cometer los presuntos delitos de revelación de secretos, intervención de las comunicaciones y obstrucción a la justicia.

@entrammbasaguas